HISTORIA DE LA ALIANZA

ALBERTO BENJAMÍN SIMPSON

Nuestro Fundador

Albert Benjamin Simpson, fundador de La Alianza Cristiana y Misionera, nació el 15 de diciembre de 1843 en Bayview, Isla del Príncipe Eduardo, Canadá. A temprana edad sintió el llamado de Dios en su vida a predicar y luego experimentó una conversión dramática a la fe en Jesucristo.

Después de descubrir esta línea en el Evangelio Misterioso de Salvación, de Walter Marshall, «El primer buen trabajo que realizarás es creer en el Señor Jesucristo», Simpson comprometió su vida con Cristo; escribiendo el himno de “Cristo Solo” que también encendió una pasión insaciable en su corazón para alcanzar a los perdidos.

Luego se inscribió en Knox College (Toronto) para recibir capacitación teológica. Después de graduarse en 1865, Simpson aceptó un pastorado en la Iglesia Presbiteriana Knox en Hamilton, Ontario, casándose con Margaret Henry el mismo fin de semana.

Leer más

En 1873, a los 30 años, Simpson salió de Canadá para pastorear la Iglesia Presbiteriana Chestnut Street en Louisville, Kentucky, y más tarde la Iglesia Presbiteriana Thirteenth Street en la ciudad de Nueva York (NYC). Su deseo de ministrar a la avalancha de inmigrantes que llegaban a Nueva York se encontró con una gran oposición del liderazgo de su iglesia. Finalmente renunció a su prestigioso pastorado y se dispuso a establecer el Tabernáculo del Evangelio, una iglesia en el corazón de la ciudad, donde todos los pobres, indigentes, enfermos y desplazados serían bienvenidos.

Para 1882 el reverendo Simpson inicia el Instituto de Entrenamiento Misionero (Universidad de Nyack), un centro de evangelización: “El Tabernáculo del Evangelio” y publica la primera revista misionera ilustrada en EE.UU: “El Evangelio Para todas las Tierras”; asimismo una revista para difundir el mensaje salvador de Jesucristo, «La Palabra, El Trabajo, y el Mundo» (Alliance Life). Para 1884, Simpson y un puñado de hombres fueron capaces de financiar el envío de cinco misioneros al Congo (República Democrática del Congo).

Simpson creía que Cristo no sólo era su salvador, sino también su santificador, a través de un encuentro espiritual dramático que cambió el rumbo de su vida. También experimentó a Cristo como su sanador, después de luchar muchos años con mala salud. Esta fue también una época en que la iglesia estaba redescubriendo la verdad acerca de la venida de Cristo como nuestro Rey que viene, y esto se convirtió en el marco de la doctrina de La Alianza, conocido como el Evangelio Cuádruple: Cristo nuestro Salvador, Cristo nuestro Santificador, Cristo nuestro Sanador y Cristo nuestro Rey que viene pronto.

Para 1887 dos sociedades son formadas, La Alianza Cristiana y La Alianza Evangélica Misionera, ambas parte de un movimiento vivo. Entre 1890 y 1920 La Alianza se compromete en varias áreas del servicio, tales como: La Casa Berachah, dedicada para que personas de todo el EE.UU y del exterior pudieran tener un lugar para ser transformados a través de “el descanso, la vivificación, y la sanidad divina”, más de 10.000 personas fueron servidas en menos de quince años; así mismo la Misión abre las puertas de la avenida 9th en New York, la cual proveía alimento a miles; igualmente se crea Christian Publications, se da inicio a casas para víctimas de trata de blancas y orfanatos en EE.UU, China e India. También se da inicio a micro clínicas, centros de entrenamiento vocacional, “Industrias Misioneras” que empleaban a cientos de personas creadas como respuesta a un evangelio práctico, a su vez, bancos de ropa y alimentos se ponen en marcha, una amplia variedad de instituciones educativas cobran vida como Jardines infantiles, Colegios, escuelas para niños con necesidades especiales, y servicios diseñados para inmigrantes. Seis instituciones de entrenamiento misionero se fundan (tres son universidades).

Para 1897 las dos sociedades se fusionan para convertirse en LA ALIANZA CRISTIANA Y MISIONERA se transfieren todas la propiedades y bienes a nombre de La Alianza Cristiana y Misionera. Simpson se convierte en su primer presidente.

La Alianza continúa su imparable obra misionera en China (1888), Japón (1891), India (1893), Venezuela (1895), Argentina, Chile, Ecuador y Perú (1897). La Rebelión de los Boxers (1900) provocaría los primeros mártires de La Alianza, 19 misioneros de nacionalidad sueca y sus 13 niños fueron asesinados. No obstante, las misiones seguirían aumentando: Puerto Rico (1900), Sudán (1901), Filipinas (1902), Vietnam (1911) y Guinea (1919). El 29 de octubre de 1919 el Rev. Simpson pasa a estar en la presencia de Dios.

Para 1923 La Alianza llega a Burkina Faso, Cambodia, Mali y finalmente a nuestra amada Colombia.

El ministerio de Simpson hacia los inmigrantes de Nueva York le hizo preguntarse acerca de las masas no alcanzadas en todo el mundo. Fue entonces cuando desarrolló una carga insaciable para la evangelización mundial de las almas perdidas. Simpson, centrado en esta carga, comenzó a reunir personas de ideas afines con pasión por llevar el Evangelio a los confines de la tierra. Procedió a celebrar reuniones evangelísticas los domingos por la tarde. Estas reuniones, que luego se convirtieron en reuniones de campamento y avivamientos en otros lugares a lo largo de la costa este, fueron esencialmente el comienzo de La Alianza Cristiana y Misionera, una sociedad totalmente dedicada a experimentar la «vida más profunda» en Cristo y completar la Gran Comisión (Mateo 28:18-20). Después de haber experimentado personalmente una curación física milagrosa, Simpson continuó acuñando el fundamento de la doctrina de La Alianza, el Evangelio Cuádruple: Cristo nuestro Salvador , Santificador , Sanador y Rey que viene.

Simpson fue un escritor prolífico desde el comienzo de su ministerio, y fue autor de 101 libros e innumerables himnos, publicaciones periódicas, folletos, artículos y planes de estudio a lo largo de su vida. Su influencia continuó moviendo los corazones de misioneros, pastores y personas de todas las denominaciones hacia la difusión del evangelio en todas las tierras.

    Pas. Abraham

    El Pastor Abraham Martínez es el pastor principal de la iglesia el Encuentro Kennedy, se reconoce por su trayectoria en el ministerio pero se distingue por su amor por el perdido y por sus característicos saludos que dejan impregnado el amor de Dios.
    Es un líder en medio de esta sociedad que insta a la formacion de discipulos siendo ese su legado en cada miembro de la iglesia.

    !Vamo´ Hombre! Con tono chistoresco es su llamado de ánimo a todo aquel que saluda.

    Pas. Nohora

    La Pastora Nohora está casada con el Pastor Abraham hace más de 30 años y su amor por la iglesia y las vidas cambiadas es lo que inculca en cada vida. Es ejemplo de amor, de consagración y de pasión por Jesús.

    ¡Cuenticas cortas! Con tono de mamá es su frase de legado en la iglesia.

    Nuestra Galería

    Síguenos en nuestras redes