Un ministerio lleno de sabiduría y dulzura.
El ministerio de mujeres se identifica por ser el ministerio que hace visible la ternura de Dios, un ministerio lleno de gracia que guía a las mujeres de todas las edades a ser virtuosas en el entorno que ocupen.